Las pretensiones de una diva para un parto feliz

 

 
La cantante no escatima en las excentricidades que a una celebridad le vienen en gana para la llegada de su pequeño


Britney Spears está, según las estimaciones mayoritarias de la confundida prensa internacional, en su sexto mes de embarazo. Ahora está poniendo a punto su nueva mansión para la llegada del vástago.
 
Encargó a su madre el baby room y el resto fue decorado por la star, pero ahora se prepara para el preciso día del parto, donde no quiere dejar nada librado al azar.
 
Britney quiere asegurarse de que sólo su gente de más estrecha confianza esté cerca.
 
Según recogen medios chilenos y españoles, la cantante pop reservó muchas habitaciones vecinas a la que la tendrá con el recién nacido en el hospital de Scottsdale, Arizona, donde dará a luz.
 
Así, sus sirvientas, asistentes, matronas, amigas y demás tendrán dónde quedarse mientras espere el parto o cuando lo haya superado. Nadie que ella no conozca estará cerca.
 
Además, pide rosas blancas y amarillas, como las papales, y exigió que todas las enfermeras que la ayuden tengan un buen currículum. ¿No será mucho?

 
Suscribase a las noticias en formato RSS Contactenos via correo electronico Aviso Legal