Secciones  
Buenas bebidas
Buenas bromas
Buenas comidas
Buenas confesiones
Buenas curiosidades
  Buenas fotos  
  Buenas frases  
  Buenas historias  
  Buenas maneras  
  Buenas mascotas  
  Buenas noticias  

  Bonus  
Bioritmo
Horoscopo
Juegos Games
Suerte ! ! !
Tu peso en la luna

  Solo Buenas  
Envianos tus comentarios






Buenas noticias
Imprimer l'article
Enviar a un amigo

Firme y es suyo





Un empleado de un hotel australiano recibió una extraña entrega durante la noche del martes: una caja con un ojo humano

"Órganos para transplante", decía la caja de telgopor que contenía el ojo y que fue entregada por error por un desorientado taxista.

"El hombre vino y me dejó una caja con un ojo adentro -explicó Gabriel Winner- Cuando lo ví, me sorprendí. No entendía nada. Fui hasta la cocina y lo puse en el freezer. No sabía qué otra cosa hacer".

Unos minutos más tarde, un empleado del servicio de mensajería llegó al hotel reclamando el ojo.

Finalmente, el órgano llegó a destino y sirvió para realizar el transplante en la Clínica Hobart Day.

Penny Geraghty, vocera de Queensland Health, confirmó el incidente de la entrega pero aclaró que el ojo finalmente fue entregado y transplantado en tiempo y forma.





SoloBuenas

22/02/2008 7:05:00 (Este articulo ha sido visto 1867 veces.)

Notas relacionadas:
Escuadron anti vibrador  
Los Oscar son malditos?  
Ser Negro no es facil ...  
Buen par de rayos x  
Pen-Man  
En tu jardin!  
Seis ven mas que dos  
Flamen-gooo  
A la pesca  
Relax pero atenta  

 

 Herramientas
 Enviar un comentario
 Probar suerte
 Enviar tu confesion...
 Translate
La frase del momento
La recompensa de los grandes hombres es que, mucho tiempo después de su muerte, no se tiene la entera seguridad de que hayan muerto (Jules Renard)
Ver mas frases...
La broma del momento
Solobuenas.com
Ver mas bromas...
 
 
Suscribase a las noticias en formato RSS Contactenos via correo electronico Aviso Legal
Volver a la pagina de inicio Abonarse o desabonarse de Gordos.com Ayuda en linea - Preguntas mas frecuentes