Secciones  
Buenas bebidas
Buenas bromas
Buenas comidas
Buenas confesiones
Buenas curiosidades
  Buenas fotos  
  Buenas frases  
  Buenas historias  
  Buenas maneras  
  Buenas mascotas  
  Buenas noticias  

  Bonus  
Bioritmo
Horoscopo
Juegos Games
Suerte ! ! !
Tu peso en la luna

  Solo Buenas  
Envianos tus comentarios






Ratones
Imprimer l'article
Enviar a un amigo


Muchas personas se trepan a una silla en cuanto ven un ratón, pero hay quienes no les temen, es más, ¡Hasta les gustan!

Para todos esos seres incomprendidos, con sus mascotitas incomprendidas y temidas hasta por los elefantes, aquí van algunas recomendaciones para entender y cuidar a sus peludos animales.

Ratones

Para que tu ratón viva contento y en buenas condiciones lo primero que hay que tener es su alojamiento, lo más común es una jaula de reja de metal, aunque también se pueden mantener en jaulas de acrílico o incluso en peceras, el animalito debe contar con el suficiente espacio para moverse y jugar, así que te recomiendo invertir en la jaula más grande que puedas pagar. Recuerda, primero debes tener la jaula, el bebedero, la comida y después al ratoncito, porque eso de meterlo en una olla mientras llega su casa de verdad, no es muy buena idea que digamos.

Ya que tienes la jaula debes cubrir el piso con material de cama. ¡¿Qué?! ¿Colchones y cobijas para mi ratón? Estarás diciendo. No, no me refiero a ese tipo de material, sino a periódico, viruta –conocido también como aserrín- o papel picado. A los ratones les encanta tener un lugar donde esconderse y sentirse seguros para dormir y comer solitos.

¡A COMER, BEBER Y CORRER!

Los ratones necesitan hacer ejercicio y para satisfacer esta demanda tienes dos opciones. La primera es una rueda ejercitadora, la segunda es una esfera de plástico para que recorra dentro de ella la casa, sólo que cuando lo metas en la esfera recuerda cuidarlo para que no ruede por las escaleras y se lastime, para que tu perro no le dé un sustito, tu tío no se tropiece con él o... tu mamá no se tope con él sin previo aviso y le dé un infarto.

También necesitará un bebedero especial para roedor, no es muy bueno ponerle platitos o frasquitos porque siempre los tiran y se hace un batidero en la cama, pero eso sí ¡siempre debe tener agua disponible!

De preferencia que tenga un comedero que no pueda roer, de vidrio o cerámica, allí pondrás su alimento y el ratoncito estará muy entretenido cambiándolo al lugar que mejor le parezca. Esta costumbre de guardar alimento es muy común y casi inevitable en los ratones, así que olvídate si querías que no lo hiciera.

Una buena alimentación es muy importante para cualquier ser vivo, lo mejor para los ratones es el alimento balanceado especial para ellos que puedes complementar con semillas, pero no demasiadas con alto contenido de grasa porque a la larga pueden perjudicarlo. También ofrécele alimento fresco como manzana, elote, lechuga, zanahoria.

Ahora sólo falta una buena rutina de higiene: conviene cambiar la cama regularmente y lavar y desinfectar la jaula una vez por semana, puedes utilizar detergente y agua con poquito cloro, pero asegúrate que seque bien y se oreé antes de instalar de nuevo al ratón.

Noticia de última hora: a los ratones NO les gusta la música tan fuerte como a tí porque todo lo oyen muy agudo, así que procura que no haya ruidos fuertes que puedan asustarlo y, ni modo, ¡bájale un poquito al volumen!

Estos son las recomendaciones generales para cuidar a tu amigo ratón que, al sentirse querido por ti, tal vez te permita tocarlo de vez en cuando. De eso hablaremos en otra ocasión. Por lo pronto ¡a disfrutarlo!





 Herramientas
 Enviar un comentario
 Probar suerte
 Enviar tu confesion...
 Translate
La frase del momento
La mejor base para un matrimonio feliz es la mutua incomprensión (Oscar Wilde)
Ver mas frases...
La broma del momento
Solobuenas.com
Ver mas bromas...
 
 
Suscribase a las noticias en formato RSS Contactenos via correo electronico Aviso Legal
Volver a la pagina de inicio Abonarse o desabonarse de Gordos.com Ayuda en linea - Preguntas mas frecuentes