Impuesto a la corbata

 

 
La ministra de cultura de Hungría presentó un proyecto para aplicarle un impuesto a las corbatas


Según María Schneider "las corbatas y los moños son creados por diseñadores que son artistas, y en consecuencia, parte de sus ganancias deberían respaldar a las artes y la cultura de Hungría".

No contenta con esta reflexión arbitraria que -puestos a pensar- podría aplicarse también a las masas finas, a las carrocerías de los colectivos, a los pisapapeles o a la mermelada, agregó que "el buen diseño es un signo de cultura, así que es correcto que el Ministerio de Cultura se beneficie de él".

"La gente está dispuesta a comprar una corbata Cavalli hoy en día como hace más de un siglo lo estaba a comprar un libro de Dickens", agregó.

Schneider propone una carga de 0,8% sobre las ventas.


 
Suscribase a las noticias en formato RSS Contactenos via correo electronico Aviso Legal