Niños y osos polares nadan cara a cara

 

 
Hay un lugar en el mundo donde es posible compartir con estos animales una experiencia única por sólo 10 dólares. El Polar Bear Habitat es un parque temático emplazado en la pequeña localidad canadiense de Cochrane


Cada tarde, aquellas pesonas que se acerquen a este pequeño y helado pueblito de ese país del norte, pueden ser los protagonistas de una práctica que parece arriesgada, pero no lo es tanto.

En el Polar Bear Habitat hay una pileta protegida por una mampara de 9 centímetros de espesor, como única división entre los osos polares y las personas que se acercan a contemplaro bien de cerca.

Las imágenes demuestran que la experiencia parece muy real, por lo que no todos se atreven a llevarla a cabo. Los más intrépidos son los niños, que juegan a "chocar sus narices" con los encantadores, aunque peligrosos animales.

Desde 2004, la tranquilidad de la pequeña localidad canadiense de Cochrane, que cuenta apenas con 5.000 habitantes, se vio revolucionada con la inauguración de este parque.

Nanook, Aurora y Nakita son tres de los enermes osos que tienen un contacto cercano con la gente, que sale encantada por la visita.

Para los fanáticos, hay abonos especiales. Por apenas 25 el curioso sitio está abierto todo el año, excepto en Navidad. Los chicos deben pagar 6 dólares para poder pasar un día en esa singular pileta y los adultos, 10. dólares se pueden compartir todas las jornadas desde noviembre a marzo con los blancos animalitos.


 
Suscribase a las noticias en formato RSS Contactenos via correo electronico Aviso Legal