Indemnizan a un hombre por una afición descontrolada al sexo

 

 
Un devoto cristiano que asegura que un accidente laboral le aumentó la líbido, lo que le hizo recurrir a prostitutas y pornografía, obtuvo el martes de indemnización más de 3 millones de libras en daños (4,5 millones de euros)


Stephen Tame, de 29 años, sufrió heridas graves en la cabeza en una caída, lo que le transformó de leal esposo recién casado a un "desinhibido" que tuvo dos líos de faldas.

Estuvo en coma durante dos meses tras caerse de un andamio cuando trabajaba en un almacén de bicicletas poco después de casarse en enero de 2002. Los médicos dijeron que fue un milagro que sobreviviera.

Al indemnizarle, el juez Michael Harris, del Tribunal Superior de Justicia de Londres, dijo: "Su vida y la vida de su joven esposa se vieron destrozadas".


 
Suscribase a las noticias en formato RSS Contactenos via correo electronico Aviso Legal